logo
Proyectos de cocreación
Qué ofrecemos
Miradas Sociales
Quiénes Somos

CAT

CAST

ENG

DISSENY PER A LA INCLUSIÓ

Càritas

El análisis actual del contexto penitenciario nos confirma que no dispone de suficientes recursos en medio abierto que garanticen un modelo dirigido a la reinserción social de las personas en situación de privación de libertad. Así, no queda garantizada la atención residencial a personas sin recursos, en permisos de segundo y tercer grado y las prestaciones de excarcelación o los pagos de pensiones o alojamientos son del todo insuficientes.

Esta situación condiciona las posibilidades de realizar un proceso de reinserción y acceso a la vivienda y al trabajo, especialmente de esas personas excarceladas que no disponen de apoyo familiar o de red relacional.

La cobertura del alojamiento facilita el acompañamiento de este proceso haciendo el apoyo y seguimiento, al mismo tiempo que favorece la posibilidad de darle continuidad al modelo de rehabilitación de se inicia en el centro penitenciario.

Hay que tomar conciencia del estigma al cual tienen que hacer frente las personas en situación de reinserción social penitenciaria. No solo tienen que conseguir una oportunidad laboral, sino también un lugar donde vivir. La vulnerabilidad de personas que han sido excluidas del sistema, aumenta cuando no tienen a nadie de su red afectiva que les acoja una vez salen. En estas condiciones, las oportunidades son limitadas y la precariedad a la cual se ven abocados son recurrentes y, consecuentemente, el retorno a los centros penitenciarios puede convertirse en un ciclo de continuidad.

Cerca del 67% de las personas encarceladas no tienen un hogar cuando salen*

*Datos extraídos del Centre d’Estudis Jurídics i Formació Especialitzada de la Generalitat de Catalunya.

Actualmente, Càritas es una de las principales organizaciones que acoge y acompaña las personas empobrecidas. De hecho, desde 1944, la organización nace en nuestra casa con el objetivo de responder a las necesidades de las personas en riesgo de exclusión social para lograr una sociedad más igualitaria, solidaria y justa.

Desde Disseny per la Inclusió reivindicamos el uso de la cooperación entre futuras diseñadoras y personas con riesgo de exclusión social para compartir subjetividades.

Fomentamos un aprendizaje bidireccional, tanto para visibilizar y desestigmatizar los colectivos en situación de vulnerabilidad, como para generar aprendizaje y conciencia social entre las alumnas de diseño. En este caso, alumnas de diseño de interiores de la escuela ESDAPC, que contarán con la tutoría de Amaya Martínez, doctora en arquitectura y docente universitaria.

El objetivo principal es promover el diseño como herramienta de transformación social. Las alumnas en un proceso de cocreación con los residentes, propondrán soluciones a las necesidades espaciales que se detecten para conseguir una mejora en la calidad de vida de los residentes en los pisos de acogida temporal.

More icon
todas las miradas sociales